En linea con la Palabra!
wpe16C.gif (956 bytes)  

 

 

     

 Site Meter    

visitors by country counter
flag counter


free counter

 

EN LOS DIAS FINALES DIOS NOS HABLA POR  SU HIJO

Un comentario a la Epístola de los Hebreos

Por Ramón R. Herrera

 

Paternidad literaria- Muchos nombres se han añadido a la lista en cuanto al autor de este libro anónimo: Pablo, Bernabé, Apoloy Clemente de Roma. Por supuesto hay semejanzas y diferencias respecto a la teología y al estilo de Pablo, pero Pablo apela con frecuencia a su autoridad apostólica en sus cartas, mientras el escritor de Hebreos apela a otros que habían sido testigos de vista del ministerio de Cristo. Digamos como Orígenes. “solo Dios sabe quién escribió el libro de Hebreos”.

 

Fecha:- Se han sugerido varias fechas para la redacción de este libro, desde los años 60 hasta los 90. El silencio antes de la destrucción de Jerusalén y muy especialmente del templo como prueba divina de que el sistema sacrificial del AT estaba terminado, es un fuerte argumento a favor de una fecha anterior al año 70.

 

Teología de Hebreos- El discurso teológico de Hebreos se desarrolla a través de una constante evaluación del sentido del AT a la luz de la persona y obra de Jesús, el Hijo de Dios, quien mediante su sacrificio en la cruz trae la salvación al mundo. En Cristo, Dios culmina su revelación, la cual había iniciado al hablar «de muchas maneras a los padres por los profetas»; porque Cristo es la Palabra eterna, la Palabra misma dicha por Dios a los antepasados.

A medida que el autor desarrolla su pensamiento. Va anotando recomendaciones y advertencias concretas, de aplicación actual a la vida de los creyentes, de tal modo que en ningún momento se pierde la índole de exhortaciones del texto.

 

En este escrito del NT ha sido tradicionalmente llamado Epístola a los Hebreos. Sin embargo, su redacción no corresponde al género epistolar, carece de presentación del autor, no consigna destinarais y tan solo en la conclusión menciona a Timoteo antes de incluir unos rápidos saludos. Respecto de la mención “a los Hebreos”, que figura exclusivamente en el titulo, y no es parte del texto, su carácter es tan general que no permite la menor identificación de los así designados.

 

SIN MAS AQUÍ ESTA EL LIBRO

 

Capítulo- 1

Vs. 1-4- Estos versículos contienen un párrafo excelente en el texto griego y tiene mucha semejanza a la apertura del discurso griego más bien que a los acostumbrados saludos de una epístola. Dios habló de muchas maneras a los antepasados, por medio de leyes, instituciones, ceremonias, jueces, reyes y profetas. Aquí los postreros días significan toda la época del evangelio que se extiende desde la primera venida de Cristo hasta la segunda venida. El brillo refulgente de una luz esplendorosa. Esta palabra significa una luz que refulge por si misma, no una luz reflejada, por la imagen misma, o la representación de la naturaleza de Dios. La descripción de cristo sentado indica el carácter de Su sacrificio por el pecado consumado de una vez por toda, la diestra significa el puesto de honor que ocupa.

V.5- La Palabra “ángel” significa mensajero. Esto comúnmente se refiere a un orden de seres espirituales, rara vez a las personas. Todos los ángeles fueron creados en santidad, pero algunos siguieron al maligno y se revelaron contra Dios y por tal acción se convirtieron en demonios.

Vs. 10-14- El autor de Hebreos cita el Salmo 102 25-27, allí se considera a Dios como el que habla y aplica sus palabras a su Hijo Jesucristo. El que los cielos y la tierra «perecerán» revela que la tierra no es permanente ni indestructible (una opinión de muchas filosofías griegas y romanas). La autoridad de Cristo se establece sobre toda la creación, de modo que nos atrevemos a considerar ningún objeto o recurso terrenal más importante de lo que El es.

V.11- Como los lectores de hebreos experimentan el rechazo de sus hermanos judíos, con mucha frecuencia se sintieron aislados. Muchos se sintieron tentados a cambiar al inmutable Cristo por su conocida y antigua fe. El escritor de este libro les exhorta a no hacerlo.

V.12- ¿Qué significa que Cristo es inmutable (Tú eres el mismo)? Quiere decir que jamás cambiará su carácter. Es invariable su amor para nosotros, dedicado a la equidad y al justicia y absolutamente decidió ser misericordioso con nosotros a pesar de que no lo merecemos.

V.14- Los ángeles, seres espirituales creados por Dios, son mensajeros de Dios y están bajo su autoridad. Cumplen varias funciones: sirven a los creyentes, protegen a los débiles, proclaman el mensaje de Dios, y ejecutan el juicio de Dios.

 

Capítulo-2

 

V. 1- El autor llamó a sus lectores a prestar atención a la verdad que habían escuchado para que no se desvíen hacia falsas enseñanzas.

V.2-“Porque la Palabra dicha por los ángeles” se refiere a la enseñanza de aquellos ángeles, como mensajeros de Dios, que habrían dado la ley a Moisés. Un tema dominante en este libro es que Cristo es infinitamente mayor que todos otros medios propuestos para llegar a Dios.

V.3- Los testigos del ministerio de Jesús les habían trasmitido sus enseñanzas a los lectores de este libro. Estos lectores eran creyentes de una segunda generación que no habían visto a Cristo en la carne. Ellos así como nosotros, no hemos visto en persona; basamos nuestra fe en Cristo tomando en  cuenta los relatos de testigos presénciales tal como aparecen en la Biblia.

V.4- “Testificando Dios juntamente con ellos”. Continua  el pensamiento del versiculo 3 del capítulo 2. Los que habían oído hablar de Jesús y trasmitieron luego su Palabra, también confirmaron la veracidad de su predicación mediante –prodigios y señales- que le siguieron. El libro de los Hechos está lleno de los milagros y los dones del Espíritu Santo que autenticaron el evangelio donde quiera que se predicara.

V.8-10- Dios puso a Jesucristo a cargo de todo y El se ha revelado a nosotros. No lo vemos reinar en toda la tierra, pero lo podemos imaginar en su gloria celestial.

V.9- La gracia de Dios, a favor de nosotros condujo a Cristo a la muerte. Jesucristo no vino al mundo a ganar popularidad ni poder político, sino para sufrir y morir de manera que pudiéramos tener vida eterna.

V.10- ¿Cómo podía ser perfeccionado por las aflicciones? Las aflicciones de Cristo lo convirtieron en un líder perfecto,  pionero de nuestra salvación . Cristo no tenía que sufrir su propia salvación , porque era Dios “hecho carne”. Su perfecta obediencia que era el perfecto sacrificio para salvarnos a nosotros como pecadores alejados de Dios. A través del sacrificio, Jesús terminó la obra necesaria para nuestra salvación.

Vs.11-13- Aquellos que hemos sido aceptados para el servicio de Dios, limpiados y santificados por Jesucristo ahora tenemos el mismo Padre que El tiene, de manera que nos ha hecho ser hermanos. Dios ha adoptado a todo creyente como sus hijos, Cristo nos llama hermanos.

Vs.14-15- Jesús tenía que ser humano para que pudiera morir y resucitar a fin de destruir el poder del maligno sobre la muerte y el pecado. La muerte y resurrección de Cristo nos libra del temor a la muerte porque ha sido derrotada. Todas las personas mueren, pero la muerte no el destino final, será la puerta de entrada a la vida eterna.

Vs. 16-17- En el AT es Sumo Sacerdote era el mediador entre Dios e Israel. Su tarea consistía en ofrecer sacrificios de animales, según la ley, e interceder delante de Dios por los pecados del pueblo. El versículo 17 presenta a Cristo como Sumo Sacerdote que cumple fielmente su oficio sacerdotal u obtiene por medio del sacrificio de si mismo, el perdón de los pecados.

V.18- Conocer que Cristo sufrió el dolor y se enfrentó a la tentación nos ayuda a enfrentarnos a nuestras propias pruebas. Cristo entiende nuestras luchas porque El las sufrió como ser humano.

 

CAPITULO- 3

 

Vs. 1-6- Estos versículos tenían un significado especial para los creyentes judíos. La más alta autoridad humana era el Sumo Sacerdote, mientras para los creyentes la más alta autoridad humana eran los apóstoles. Jesucristo apóstol de Dios que significa “enviado” y Sumo Sacerdote, es la autoridad suprema de la iglesia. El autor emplea diferentes figura para explicar la relación de Cristo con los creyentes, El es (a) Apóstol enviado por dios, al que debemos escuchar, (b) nuestro Sumo Sacerdote, por medio del cual vamos a Dios, (c) es el gobernante de la casa de Dios, al que debemos obedecer. La Palabra de Dios está llena de diferentes nombres y figuras de Jesucristo, y cada una de ellas revela algo de su naturaleza y ministerio.

Para el judío, Moisés fue un gran líder; libró de la esclavitud egipcia a sus antepasados y los llevó hasta la frontera de la tierra prometida. El así mismo escribió los cinco primeros libros del AT y fue profeta por medio del cual dio la Ley; por tanto, Moisés fue el profeta más grande de las Escrituras. Pero Jesucristo, como figura principal de la fe, es digno de mayor honor que Moisés, que solo fue un siervo humano. Jesucristo es más que humano; El es Dios mismo. Así como Moisés libró al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto, de igual modo Cristo nos libra de la esclavitud del pecado y de la muerte. El autor de Hebreos pregunta ¿Por qué conformarse con Moisés cuando usted puede tener a Cristo, el que designó a Moisés? No sólo debemos establecernos bien en los caminos de Cristo, pero hemos  de seguir y perseverar firmemente hasta el fin. Toda meditación en su Persona y Su salvación, sugiere más sabiduría, nuevos motivos para amar, confiar, y obedecer.

Vs.7-13-Los días de tentación suelen ser los días de provocación. Sin duda es una provocación tentar a Dios cuando El nos deja que veamos que dependemos y vivimos por entero de El. El endurecimiento del corazón es la fuente de todos los demás pecados. Los  pecados ajenos, especialmente los de nuestros parientes, deben ser alarma para nosotros. Todo pecado, especialmente el pecado cometido por el pueblo privilegiado que profesa a Cristo, no sólo provoca a Dios sino que lo contrista. Dios detesta destruir a nadie en su pecado; espera mucho para ser bondadoso con ellos. Pero el pecado en que se persiste por largo tiempo, hace que la ira de Dios se revele al destruir al impenitente; no hay reposo bajo la ira de Dios.

No hay, ni siquiera los más fuertes del rebaño, quien no necesite la ayuda de otro creyente. Tampoco hay alguien tan bajo y despreciado cuyo cuidado en la fe y su seguridad, no pertenezca a todos. El pecado tiene tantos caminos y colores que necesitamos más ojos que los propios. El pecado perece justo, pero es vil; parece agradable, pero es destructivo; promete mucho, pero no cumple nada. Lo engañoso del pecado endurece el alma; un pecado permitido da lugar a otro.

Vs.14-19- Tener parte con Cristo requiere mantenerse  firme en la fe, no meramente una sola expresión con El. Un antídoto para el corazón incrédulo es un constante compañerismo con los creyentes, hablar cada día acerca de nuestra fe mutua,, pero consciente del engaño del pecado y animarnos unos a otros con amor e interés. Los israelitas tuvieron problemas para entrar en la tierra prometida porque dejaron de confiar en Dios no creyeron que Dios podía ayudarles a vencer a los gigantes de la tierra. Por esa razón Dios los envió al desierto donde anduvieron errantes durante cuarenta años, una alternativa desdichada el don maravilloso que El había planeado par ellos. La pérdida de confianza en Dios siempre nos priva de recibir lo mejor de parte de Dios.

 

CAPITULO – 4

 

Vs.1-3-Algunos creyentes judíos que recibieron este escrito pudieron haber estado a punto de volver atrás del reposo prometido en Cristo, así como la gente en épocas de Moisés dieron la espalda a la tierra prometida. En ambos casos, las dificultades del momento presente ensombrecieron la realidad de la promesa de Dios y el pueblo dudó que Dios cumpliera sus promesas. Cuando ponemos nuestra confianza en nuestros propios esfuerzos en lugar de ponerla en Cristo, nosotros también estamos en peligro de darle la espalda. Nuestros esfuerzos nunca son suficientes, solo Dios puede vernos a través de la fe. El mero hecho de escuchar el evangelio no es suficiente, también debe ser creído.

Vs.3-4- Aquellos que creen son los que entran al reposo al que no pudieron acceder los israelitas incrédulos, “Las obras suyas estaban acabadas antes de la fundación del mundo” parece que alude a la obra divina de la creación. Dios reposó el séptimo día, no porque estaba cansado sino para indicar que había terminado la creación. El mundo era perfecto y Dios se  hallaba muy satisfecho con su obra.

Vs.8-11- Dios quiere que entremos en su reposo. Para los israelitas de la época de Moisés este reposo fue la tierra prometida. Para los creyentes es paz con Dios ahora y vida eterna en la tierra nueva después. No necesitamos esperar hasta la muerte para disfrutar del reposo y de la paz con Dios, lo podemos disfrutar cada día ahora. Nuestro reposo diario no termina con la muerte, sino que se perfeccionará en reposo eterno en el hogar que Cristo está preparando para nosotros los creyentes.

Vs. 12-15- Significa Su Palabra inspirada “Las Escrituras…vivaz y eficaz” Tiene el poder de alcanzar las partes más intimas de la personalidad humana, y así mismo juzgar los más recónditos pensamientos. El  versículo 13 es una especie de juego de palabras en griego ‘si nuestras vidas son de acuerdo con la palabra de Dios, entonces nuestra cuenta el día del juicio será aceptable para Dios”.

No es que Cristo haya experimentado todas y cada una de las tentaciones que experimenta un creyente, sino más bien que El fue tentado en todas las áreas en que son tentadas toda las personas, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, la vanagloria de  viada, y particuralmente tentaciones especialmente adecuadas para El. Estas pruebas fueron posible  únicamente porque El tomó sobre sí El tomó  sobre sí la semejanza de la carne de pecado, porque si no se hubiese encarnado, Jesús no podría   ser tentado. Sus pruebas, pueden ofrecernos gracia y misericordia para ayudarnos en tiempos de necesidad, porque sabe que cosas estamos pasando.

 

Capítulo- 5-

 

Vs.1-10- Este capítulo se ocupa de la elección divina de Cristo como de su humanidad. El escritor cita dos pasajes del AT como prueba de la elección divina de Cristo: Salmo 2.7 y 110,4 . En la época en que se escribió este libro, los romanos escogían al sumo sacerdote en Jerusalén. En el AT, sin embargo, Dios eligió a Aarón, y solo sus descendientes pudieron se Sumos  Sacerdotes. Cristo como Aarón, fue elegido y llamado por Dios. Melquiseded fue un sacerdote de Salém, ahora llamado Jerusalén. Se le menciona en Génesis 16. La posición de Melquiseded se aplica en el capítulo 7 de este mismo libro.

La vida de Jesús no fue un guión que El siguió pasivamente. Fue una vida que escogió libremente. Fue un proceso continuo de hacer la voluntad de Dios. Jesús optó por obedecer a pesar de que esa obediencia lo condujo al sufrimiento y a la muerte. Por haber obedecido en forma perfecta, aun en medio de grandes pruebas. El nos puede ayudar a obedecer a Dios por muy difícil que parezca.

Cristo fue siempre moralmente perfecto. Mediante la obediencia nos mostró su perfección, no a Dios ni a sí mismo. El la Biblia, por lo general perfección significa madurez. Al manifestar nuestra experiencia de sufrimiento, Cristo tuvo la misma experiencia humana que nosotros. El ahora está  en condiciones de ofrecer salvación eterna a quienes le obedecen. Necesitamos la aflicción para aprender la sumisión. Su obediencia en nuestra naturaleza nos estimula en nuestros intentos de obedecer y para que esperemos sostén y consuelo en todas las tentaciones y sufrimientos a que estamos expuestos.

Vs.11-14 Aquellos oyentes sordos dificultan la predicación del evangelio y hasta los que tienen algo de fe pueden ser oyentes sordos y lentos para creer. Mucho se espera de aquellos  a quienes mucho reciben. Ser poco diestro denota la falta de experiencia en las cosas del evangelio. La experiencia de los creyentes  es en sentido, sabor o placer espiritual de la bondad, dulzura y excelencia de las verdades del evangelio. Ninguna lengua puede expresar la satisfacción que recibe el alma de la sensación de la bondad, gracia y amor divino en Cristo.

 

CAPITULO -6

 

Vs. 1-3- La exhortación que se hace a estos creyentes es que marchen hacia la madurez espiritual y que cesen de perder su tiempo y oportunidades. Conocían los principios, o bases del cristianismo y se les exhorta a que avancen desde ahí. Para marchar hacia la madurez de nuestro entendimiento, necesitamos ir más allá de las enseñanzas elementales hasta una teología más completa, una mejor comprensión de la fe y eso es lo que el autor del libro pretende hacer. Aquellos creyentes maduros deben enseñar a los nuevos creyentes lo fundamental. Después, al actuar conforme con lo que saben, los que son maduros aprenderán aun más de la Palabra de Dios.

Vs. 4-6- Este pasaje ha sido interpretado de muchas maneras. Por ejemplo, los armíñanos sostienen que las personas descritas aquí son creyentes que llegan a perder su salvación. Si se entiende así, nótese entonces que pasaje también enseña que es imposible salvarse por segunda vez. Otros sostienen que pasaje no se refiere a verdaderos creyentes, sino a quienes sólo profesan ser creyentes. Así las frases en lo versículos 4-5 se entienden como referidas a experiencias que no llegan al punto de salvación. El “recayeron” 9v.6) es del conocimiento de la verdad. Otros entienden que pasaje es una admonición a genuinos creyentes par urgirles a que crezcan hasta la madurez cristiana. El “recaer” es imposible, en el sentido de perder la salvación, puesto que los verdaderos  creyentes están eternamente seguros, la frase está colocada en el contexto para forzar la admonición. Es como si un profesor dijese a sus alumnos “Es imposible para un estudiante, una vez que se ha inscrito en el curso, si da marcha atrás a su reloj (lo cual no puede hacer) comenzar el curso otra vez. Por consiguiente, todos los estudiantes  deben avanzar hacia conocimientos más profundos” Según esta interpretación, las frases de los versículos 4-5 se entienden como referidas a la experiencia de la conversión. Nótese como se usan en otros lugares de Hebreos los vocablos “iluminados” (10.32) “gustar”(2.9) y “participes” (12.8).

Vs. 7-10- La tierra que produce buen fruto recibe un cuidado esmerado, pero la tierra que produce espinos y abrojos se quema a fin de que el agricultor pueda empezar otra vez. Una vida cristiana que no es productiva cae bajo la condenación de Dios. No somos salvos por obras ni por buena conducta, sino por gracia, pero lo que hacemos es una prueba de nuestra fe. Es muy fácil desanimarse pensando que Dios se ha olvidado de nosotros. Pero Dios jamás es injusto. Nunca se olvida ni pasa por alto nuestro duro trabajo para El. Tal vez ahora no esté recibiendo recompensa ni reconocimiento, pero Dios evalúa  sus esfuerzos de amor y servicio. Permita que el amor de Dios por usted y su intimo conocimiento de su servicio a El lo animen mientras afronta decepciones y rechazos en la tierra.

Vs. 11-20- La esperanza que aquí se alude es esperar con seguridad las cosas buenas prometidas por medio de esas promesas, con amor, deseo valorándolas. La esperanza tiene sus grados como también los tiene la fe. La promesa de mención que Dios ha hecho a los creyentes está desde el eterno propósito de Dios establecida entre el Padre eterno, y el Hijo eterno y el Espíritu Santo eterno. Se  puede confiar con toda seguridad de esta promesa de Dios, porque aquí tenemos dos cosas inmutables, el consejo y el voto de Dios, que es imposible que Dios mienta, porque sería contrario a su naturaleza y a su voluntad. Como no puede mentir, la destrucción del incrédulo y la salvación del creyente son igualmente ciertas.

Notemos aquí que tienen derecho por la herencia a las promesas aquellos  a quienes Dios ha dado seguridad plena de la dicha. Los consuelos de Dios son suficientemente fuertes para sostener a su pueblo cuando está sometido a sus pruebas más pesadas. Aquí hay un refugio para todos los pecadores que huyen a la misericordia de Dios por medio de la redención de Cristo, conforme al pacto de gracia, dejando de lado a todas las demás confianzas.

 

CAPITULO -7

 

Vs.1-3- Melquisedec salió a encontrase con  Abraham cuando este volvía de rescatar a Lot. Su nombre, “Rey de Justicia” es indudablemente  apto para su carácter que lo marca como tipo del Mesías y de su reino. El nombre de esta ciudad significa “paz” y, como rey de paz era un tipo de Cristo, el Príncipe de Paz, el gran reconciliador entre Dios y los hombres. No conocemos nada se conoce acerca del comienzo o el fin de su vida, de esta manera nos recuerda al Hijo de Dios, cuya existencia es desde la eternidad hasta la eternidad.

V.s.-4-10-El Sumo Sacerdote que iba a parecer después, del cual Melquisedec era un tipo, tiene que ser superior a los sacerdotes levíticos. Podemos notar la gran dignidad y sobre todo la felicidad de Abraham; él tuvo las promesas. Rico y feliz es indudablemente el hombre que tiene las promesas de la vida que es ahora y la de la vida venidera. Esta gran honor lo tienen todos los reciben a Cristo.  Por otra parte, tenemos que seguir adelante, en nuestros conflictos espirituales, confiando en su poderosa palabra que nos asegura la victoria a través de su gracia.

V.s. 11-25- El sacerdocio y la ley, que no podía traer consigo la perfección, quedan terminados; un sacerdote se levanta y se instala en una dispensación por la cual los creyentes verdadero puedan ser perfeccionados.

El mejor pacto, del cual Jesús fue el fiador, no es aquí contratado con el pacto de obras por el cual todo trasgresor queda bajo maldición. El mejor pacto puso a la iglesia y a todo creyente bajo una luz mucho más clara, una libertad perfecta y privilegios más abundantes.

El orden de Aarón había una multitud de sacerdotes, sumos sacerdotes, uno tras otro, pero en el sacerdocio de Cristo hay solamente uno y El mismo. Esta es la seguridad y el gozo del creyente, que este Sumo Sacerdote eterno es capaz de salvar eternamente.

V.s. 26-28- Debemos saber que la descripción de la santidad personal de Cristo está libre de todos los hábitos o principios de pecado no teniendo la menor disposición a ello en su naturaleza. Nada del pecado habita en Cristo, ni la más mínima  inclinación pecaminosa, aunque la hay en el mejor de los creyentes. El es inocente, libre de todo pecado actual; El no hizo pecado, ni hubo engaño en su boca. El no es corrompido. Difícil es mantenernos puros como para participar de la culpa de los pecados de otras personas. Pero no tiene que desfallecer nadie que vaya a Dios en el nombre de su Hijo amado. Tengan la seguridad de que El los librará en el tiempo de la prueba y el sufrimiento, en el tiempo de la prosperidad, en la hora de la muerte y en día del juicio.

 

CAPITULO -8

 

V.s 1-6- El  resumen de lo declarado era que los creyentes tenían un Sumo Sacerdote como el que necesitaban. Asumió la naturaleza humana, se manifestó en la tierra y ahí se dio como sacrificio a Dios por los pecados de su pueblo (la iglesia). Bajo el sistema judío antiguo, los sacerdotes eran escogidos sólo de la tribu de Levi, y los sacrificios eran ofrecidos cada día sobre el altar por perdón de los pecados. Este sistema no hubiera permitido que Jesucristo fuera sacerdote por que El  era de la tribu de Judá. Pero su sacrificio perfecto puso fin a la necesidad de sacerdotes  y sacrificios. El uso del tiempo presente en “habiendo aun  sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley” indica que se escribió este libro antes del año 70 d.C. cuando el templo el templo de Jerusalén fue destruido, dando fin a los  sacrificios.

Dios le dio a Moisés el modelo para la construcción del Tabernáculo. Este fue un modelo de la realidad espiritual del  sacrificio de Cristo y por lo tanto apuntaba a una realidad futura. No hay un Tabernáculo en los cielos del cual se pueda tomar una copia del templo de Jerusalén, el mencionar el sistema de la adoración como ejemplo habría tenido un gran efecto en los lectores originales.

Vs- 7-13- La excelencia superior del sacerdocio de Cristo, por encima del Araron, se señala a partir del pacto de la gracia, del cual Cristo es el Mediador. La ley no sólo hacía que todos los sometidos a ella estuviesen sujetos a condenación por culpa del pecado, sino que era incapaz de quitar la culpa y limpiar la conciencia del sentido de terror de ella. En cambio, por la sangre de Cristo, se provee la plana remisión de pecados, de modo que Dios no los recodará más. Dios escribió una vez sus leyes a su pueblo, la iglesia, les dará memoria para retenerlas; les dará corazones para amarla; valor para profesarlas y el poder para ponerlas por obras.

Este es el fundamento del pacto; y cuando este sea puesto, el deber será efectuado con sabiduría, la sinceridad, facilidad, resolución, constancia y consuelo. El perdón de pecados siempre será hallado en compañía del verdadero conocimiento de nuestro Dios. Podemos notar la libertad de este perdón; su plenitud, su certidumbre. Esta misericordia que perdona está conectada con todas las demás misericordias espirituales; el pecado sin perdonar estorba la bondad de Dios y acarrea juicios, pero el perdón de pecados impide el juicio, abre una amplia puerta a todas las bendiciones espirituales.

 

CAPITULO -9

 

Vs. 1-5- El escritor muestra a los hebreos sus ceremonias como tipos de Cristo. El tabernáculo era un templo móvil que era sombra de la situación inestable de la iglesia en la tierra, así como la naturaleza humana de Cristo, en quién habitó corporalmente la plenitud de la Deidad. Es significado del tipo de estas cosas ha sido señalado en varios comentarios, los artículos del pacto mosaico apuntan a Cristo como nuestra Luz. Y el Pan de vida para nuestras almas; recordándonos su Persona divina, su sacerdocio santo, su justicia perfecta  y su intercesión. Según la interpretación del evangelio estas cosas son una representación gloriosa de la sabiduría de Dios y confirman la fe en quien fue prefigurada por ellas.

Vs. 6-12- El sumo sacerdote podía entrar en el Lugar Santísimo, la habitación más oculta del tabernáculo, un día cada año para ofrecer sacrificios por los pecados de la nación. El lugar Santísimo era una pequeña habitación que contenía el arca del pacto, un cofre cubierto de oro con las tablas originales de piedra en las que fueron escritos los diez mandamientos, una urna con maná y la vara de Aarón,. En la parte superior del cofre se hallaba el “propiciatorio”, altar, sobre el cual el sumo sacerdote derramaba la sangre del día de le expiación. En este lugar Santísimo era el sitio más sagrado sobre la tierra para los judíos. Sólo el sumo sacerdote podía entrar; a los demás sacerdotes y a la gente común se les prohibía entrar en esa habitación. Su único acceso a Dios era por medio del sumo sacerdote, quien ofrecía sacrificio y usaba la sangre, primero para si mismo y luego para los pecados de los demás.

Si usted ha sido salvado por Cristo, y tal vez usted todavía este procurando presentarse delante de Dios como persona buena. Las normas y ceremonias  nunca han podido limpiar el corazón de ninguna persona. Mediante la sangre de Cristo, se limpia la conciencia, se nos libra del pecado y de la muerte. Si usted lleva sobre si  un peso de culpa  llegar a ser lo bastante bueno delante de Dios, dé una mirada a la muerte de Cristo y piense en lo que ella significa para usted. Solo Cristo puede sanar su conciencia y hacerlo libre de la frustración de tratar de ganar el favor de Dios.

Vs. 13-28- Todas las cosas buenas pasadas, presentes y futuras estuvieron y están fundamentadas en el oficio de Cristo y de ahí nos vienen. Nuestro Sumo Sacerdote entró al cielo de una sola vez por todas y obtuvo la eterna redención. El Santo Espíritu significó y mostró después que los sacrificios del AT sólo liberaban a la persona externa de la inmundicia ceremonial y las equipaba para algunos privilegios externos. ¿Qué dio tal poder a la sangre de Cristo? Fue que Cristo se ofreció a sí mismo sin ninguna mancha pecaminosa en su naturaleza o en su vida. Esto limpia la conciencia más culpable de las obras muertas para servir al Dios vivo. Nada destruye más la fe del evangelio que debilitar por cualquier medio el poder de la sangre de Cristo. Es imposible penetrar  la profundidad del misterio del sacrificio de Cristo, no podemos comprender su altura. No se puede indagar en su grandeza, ni la sabiduría, el amor, y la gracia que hay en El. Pero al considerar el sacrificio de Cristo, la fe encuentra vida, alimento y renovación.

Los tratos de Dios con los seres humanos son a veces , llamados pactos, aquí se llama testamento, se traducen una sola palabra griega, la cual significa ambas cosas en los versículos 15, 20, el autor de vale de este doble significado para indicar que la salvación, en cuanto a “herencia”, es ahora posible gracias a la muerte de Jesucristo.

 

CAPITULO -10

 

Vs, 1-10- Se ha demostrado que el tabernáculo y  las ordenanzas del Pacto de Sinaí eran solamente tipos del evangelio, el autor del libro concluye que los sacrificios de los sumos sacerdotes se ofrecían continuamente no podían perfeccionar a los adoradores en cuanto al perdón y la perfección de la conciencia, pero cuando “Dios se manifestó en carne”se hizo sacrificio, el rescate fue su muerte en la cruz, entonces por ser definitivo el valor que El sufrió, sus sentimientos voluntarios fueron de infinito valor. El costoso sacrificio de la vida animal, dejaba en la mente del pecador la seriedad de su pecado delante de dios. Debido a que Jesucristo derramo su propia sangre por nosotros su sacrificio es muchísimo mayor que cualquiera otra ofrenda del AT. Al mirar el don inapreciable que se nos ha dado debemos responderle con devoción y servicio.

Vs. 12-19- La obra de Cristo contrasta con el trabajo de los sacerdotes judíos. El trabajo de los sacerdotes nunca se acaba; siempre debían estar en pie y ofrecer sacrificios. El sacrificio de Cristo, morir en nuestro lugar, se acabó por lo tanto El se sentó. Los sacerdotes repetían el sacrificio vez tras vez, Cristo murió una sola vez y para siempre. El sistema expiatorio no podía quitar por completo el pecado; el sacrificio de Cristo nos limpia eficazmente y para siempre Si los lectores judíos de este libro estaban en peligro de volver al sistema judío antiguo, sería que el sacrificio de Cristo no era suficiente para perdonar los pecados. Añadir algo o quitar algo es negar su validez.

El nos hizo perfectos para siempre, mediante su muerte y su resurrección. El escritor concluye su argumento con la afirmación categórica de que Cristo nunca más se acordará de nuestros pecados.

Vs. 20-25- Habiendo terminado la primera parte del libro, el autor aplica la doctrina a propósitos prácticos. Como los creyentes atenían el camino abierto a la presencia de Dios entonces le  convenía usar este privilegio. El camino y los medios por los cuales los creyentes disfrutan de los privilegios pasan por la sangre de Jesús, por el mérito de esa sangre que El ofrendó como sacrificio expiatorio.

Vs, 26-29- Cuando deliberadamente se rechaza la oferta de Cristo; se rechaza el don más precioso de Dios. Se pasa por alto la dirección del Espíritu Santo, quien nos comunica el amor salvador de Dios. Esta advertencia se la hizo a los creyentes judíos que se sentían tentados a rechazar a Cristo por el judaísmo, pero es pertinente para cualquiera que rechaza a Cristo.

Este libro de Hebreos, anima a los creyentes a perseverar es su fe y conducta como creyentes en medio de la persecución y de las presiones. Por lo general no pensamos que el sufrimiento sea bueno para nosotros, pero puede edificar nuestro carácter  y nuestra paciencia. La fe significa depender de lo que Cristo ha hecho por nosotros en el pasado, pero también significa esperar lo que hará en nuestro favor en el presente y en el futuro.

 

CAPITULO -11

 

Vs.1-3- La fe siempre ha sido la marca de los siervos de Dios desde el comienzo del mundo. Donde el evangelio regenerador de Dios implanta el principio, hará que se reciba la verdad acerca de la justificación por medio de los sufrimientos y méritos de Cristo. La Biblia da el relato más veraz y exacto de todas las cosas y tenemos que creerlos sin discutir el relato de la creación que nos dan las Escrituras, porque no corresponden con las fantasías divergentes de las personas. Todo lo que vemos en las obras de la creación fuero llevados a cabo por la orden de Dios.

Vs.4-7- Caín y Abel, fueron los primeros hijos de de Adán y Eva. Abel ofreció un sacrificio que agradó a Dios, nada se nos dice en el relato de Génesis de cómo y por qué el sacrificio de Abel fue más aceptable. En cambio el sacrificio de Caín fue inaceptable. El perfil de Abel se encuentra en Génesis 6, el perfil de Caín se encuentra en Génesis 7. Se dice de que el sacrificio de Abel fue más aceptable a Dios porque fue un sacrificio de sangre y, más importante aun, por la actitud con que Abel la ofreció.

Vs.8-23- Abraham demostró su fe al obedecer a Dios y dejar su casa en Ur, peregrinando hacia tierras desconocidas, al vivir largos años en la tierra prometida como extranjero en habitaciones temporales y aguardando allí pacientemente su legado permanente. Sara dio a luz a Isaac cuando tenía noventa años de edad porque dudó sus limitaciones físicas. Abraham tenía casi cien años cuando nació Isaac. Aunque sólo recibieron una parte de lo que Dios les había prometido. Debido a su intima relación con Dios, Abraham no se sentía a gusto en el mundo que los rodeaba. Buscaban algo mejor, y a causa de sus anhelos, Dios les ha reconocido como pueblo.

Vs. 24-31-Sólo la fe pudo haber influido en tan grande decisión, que se proyectaba muchos más allá de aquel escenario, el versículo 27 probablemente se refiere a la noche del Éxodo de la tierra de Egipto. Sólo una fe firme podía ver lo invisible. La fe de Rahab “la ramera” que se apoyaba en los innumerables portentos y promesas de Dios al pueblo de Israel.

El AT presenta la vida de varis personas que tuvieron esas grandes victorias. Josué y Débora conquistaron reinos. Nehemías administró justicia. Daniel fue protegido de la boca de los leones. Sadac, Mesac y Abednego fueron protegidos en el horno de fuego. Elías escapó de los escuderos de la  reina malvada  Jesabel. Exequias llegó a ser fuerte después de una enfermedad. Gedeón fue poderoso en la batalla. Un hijo de una viuda fue resucitado por profeta Elías. Nosotros también podemos tener victorias mediante la fe en Cristo.

 

CAPITULO 12-

 

Vs. 1-11- Los héroes de la fe mencionados en el anterior capítulo y otros “en derredor nuestro” no como espectadores, sino como una galería, que estimula a imitarlos a imitarlos. Todo lo que impide a un creyente ser un ganador en la carrera es el pecado “que nos asedia”. Todo lo que nos asecha y nos enreda, es especialmente, el pecado de incredulidad. Ninguno de los destinatarios del libro de los Hebreos, habría sido martirizado todavía.

El los versículo 5-11. El escritor discute las razones por las cuales los creyentes enfrentan la disciplina de Dios. Es parte de la preparación educativa. El creyente está siendo probado para participar en la santidad de Dios. Es una prueba de su amor por Dios. Ayuda a educarlos en la obediencia,. Produce frutos de justicia en la vida de los creyentes.

Vs.12-17- Debido a los resultados beneficiosos del sufrimiento, deben desechar todo temor y ansiedad deben dar ejemplo que alienten a aquellos que dudan y parecen que van a caer. En sus conflictos con el sistema, mundo, deben buscar la paz; pero no a expensas de sacrificar su santidad. Deben dar ejemplo que alienten a aquellos que dudan. Deben vigilarse unos a otros con celo cristiano no sea que algunos abandones su fe. La raíz de arrogancia alude al abandono deliberado de Dios, como ejemplifica la desobediencia de Israel en el desierto (Dt. 29.18) Tal pecado contamina a toda aquel que renuncie a bendiciones espirituales permanente por gratificar la carne con placeres temporales. Una vez que se toma tal decisión, y se actúa de acuerdo a ella, no es posible revertir los resultados, y las bendiciones que pudieron haberse recibidos se pierden.

Vs. 18-29- El autor presenta otra dramática comparación entre el judaísmo, descrito como el monte Sinaí, y el cristianismo, representado por el monte Sión…”Jerusalén la celestial”. El antiguo pacto de la Ley trajo miedo y separación, pero el nuevo pacto trae abundantes bendiciones.

El autor pronuncia una advertencia final a aquellos que pensaban alejarse de Cristo. El regreso del Señor será la señal de la remoción de todas las cosas terrenales y temporales para que sólo queden las inconmovibles. “Así que” tengamos gratitud, mediante ella sirvamos a Dios. La fe crece en lo que dice Dios y actúa de acuerdo con su palabra; esa fe promete al creyente entrar en el reposo que Dios ha prometido para todo su pueblo; y reconoce la completa obra de Salvación, al mismo tiempo que obedece toda instrucción que viene de la Palabra  de Dios.

 

CAPITULO 13

 

Vs. 1-5-  El amor verdadero a los demás produce hechos tangibles, como la hospitalidad hacía los extranjeros, la solidaridad con aquellos que se hallan encarcelados, el receto a los votos matrimoniales, la satisfacción con que tenemos, y nos aseguramos que nuestro amor avanza con la suficiente profundidad que afecte no solo su hospitalidad, solidaridad y contentamiento. Si usted es creyente, tiene una gran deuda con quienes le enseñaron y fueron ejemplo de lo que usted necesitaba saber del evangelio y de cómo llevar la vida cristiana. Siga los buenos ejemplos de aquellos que han invertido tiempo y parte de ellos mismos en usted.

VS. 6-13- La avaricia y los temores financieros son superados por la seguridad fundada en la constante presencia de Dios y sus promesas. Ser discípulos equivale a aprender de Cristo, para vivir en su Reino. Aquellos pastores que han  sido fieles hasta la muerte son ejemplos dignos de la fe que persevera. El mismo Cristo que sostuvo a los líderes mencionados en versículos anteriores los sostendrá. Una de las principales causas de la inestabilidad en la fe son nuevas falsas doctrinas. Nótese que la referencias doctrinales en plural (Co. 2,22; 1 Ti. 4.1). La verdad siempre es singular. La fe viene del corazón, que es el único que puede apreciar la plenitud de la gracia de Dios.

La referencia simbólica a la muerte de Cristo, como sacrificio por los pecados de la humanidad, Los sacerdotes del antiguo Templo tenían derecho a comer de los animales ofrecidos en el sacrificio. En la  ceremonia anual del perdón, no se comían los restos de animales sacrificados por el pecado, sino que se quemaban “fuera de la puerta” o sea fuera del recinto sagrado donde no contaminaban más al pueblo ya que el pecado del pueblo había sido trasladado simbólicamente a ellos.. El autor del libro relaciona este simbolismo con la muerte de Cristo fuera de la ciudad de Jerusalén  “fuera de la puesta” o de las murallas como sacrificio por los pecados. En el versículo 13 se exhorta a los lectores cristianos a seguir a Cristo, dejando atrás la vida y las prácticas religiosas de la antigua Ley, aunque esto exponga a la persecución y al mismo tiempo al oprobio que El sufrió. 

Vs, 14-25- Lealtad a Cristo significa separación. Puede que esto suponga la pérdida de familiares y amigos. Sin embargo, abandonar las ataduras terrenales nos conduce a la “ciudad permanente” por venir. Como sacerdotes de Dios, los creyentes ofrecen “sacrificio de alabanza” a Dios y comparten servicios de amor a los demás. El “fruto de labios” recuerda el hecho de que en la misma forma que Dios prolonga por medios de frutos la vida de las plantas, así el Espíritu Santo traerá nuevas alabanzas de adoración a Dios de nuestros labios.

El autor ha ministrado anteriormente ente ellos. Pero algunos obstáculos estorban su retorno. La oración podía despejar el camino para que se encontraran de nuevo. Habiendo solicitado las oraciones de sus lectores, el autor ora por ellos. La bendición resume todo lo que ha dicho. El NT no reveló en el momento las circunstancias del encarcelamiento de Timoteo. El saludo enviado “Por los de Italia” no indica necesariamente el lugar donde fue escrito ni el lugar de su destino este libro.

Terminado en Abril 2008

 

 

 

 

Sola Gratia, Sola Fide, Solus Christus, Sola Scriptura, Soli Deo Gloria

 

Ministerio
"En Línea con la Palabra"

Rev. Ramón Herrera
Pastor-Maestro

Miami, Florida USA   E-Mail: informes@enlineaconlapalabra.com